¿Qué es un contrato de prestamo?

Anonimo / hace 8 meses / 1 Comentarios

En este artículo te contamos qué es un contrato de prestamo. ¿Por qué deberías saberlo? Porque es uno de los documentos que vas a firmar al momento de pedir un crédito. Es muy importante estar preparado para evitar problemas a futuro por causa de la “letra chica”. 

Para empezar un contrato de prestamo es aquel que detalla las características de la operación en la cual una persona o empresa presta dinero a otra y de qué manera esta última se compromete a restituirlo en tiempo y forma (acordados previamente). También incluye datos sobre la tasa de intereses, la cancelación anticipada, las penalizaciones por la falta de pago y cualquier información importante sobre el crédito.

Según el objeto del préstamo se puede clasificar en dos tipos:

1.Mutuo
También conocido como préstamo de consumo es un contrato en el que el prestamista entrega a una persona (prestatario) cierta cantidad de dinero o un bien consumible para que lo use según considere y luego devuelva sumándole un porcentaje de intereses. En la mayoría de los casos el contrato de prestamo mutuo es por plata. El pago se desarrolla a través de cuotas que incluyen una parte de capital y otra de intereses. 

Podemos hablar en este caso de líneas de crédito asociadas a cuentas corrientes (el banco deposita cierta cantidad de efectivo y luego debita cada mes la cuota correspondiente) o de los créditos otorgados a través de las tarjetas de crédito.

2.Comodato
El préstamo de uso es un contrato en el cual una de las partes entrega algo (mayormente un bien mueble) para que la otra haga utilización de ella y luego la restituya después del tiempo determinado. El comodato por ejemplo sirve para ciertos servicios (un módem, un dispenser de agua, una máquina de gaseosas, etc). Se trata de un contrato nominado o típico y está regulado por la ley y es de ejecución diferida. Se requiere que la entrega del objeto respete ciertas normas. Además de la fecha de devolución el estado del mismo es fundamental. 

Ejemplo de contrato de prestamo

En el caso de tener que firmar un contrato de prestamo de mutuo el mismo se celebra entre dos partes: un mutuante y un mutuario (el que presta y el que recibe el dinero). Ambos se reconocen entre si y tienen derechos y obligaciones. 

Declaran que de forma expresa y voluntaria formalizan el contrato de préstamo por una suma X de dinero.

En cuanto a las cláusulas son las siguientes (las palabras pueden cambiar según quien redacte el contrato de prestamo):

1.El mutuante está obligado a transferir el dinero establecido al mutuario y este último a devolverlo según los términos del contrato.
2.Durante el tiempo en que el contrato esté vigente la suma que transfirió el mutuante tendrá que se devuelta con un X porcentaje de intereses.
3.En cuanto al plazo de devolución también se determina con anticipación. Es más frecuente expresarlo en cantidad de meses (cada mes es una cuota).
4.El pago puede realizarse de diferentes maneras, ya sea en efectivo, a través de débito automático, con chequeras, etc.
5.Las partes convienen las acciones resultantes del incumplimiento de las obligaciones contraídas en el contrato de prestamo. Se pueden ejercer acciones legales según se consideren pertinentes así como también sumar los gastos y costes que esto traiga aparejado. Todo correrá por cuenta del que no haya cumplido con su parte. Además se deberá pagar los daños y perjuicios que se puedan generar por el incumplimiento.
6.Si el contrato puede ser modificado se debe registrar por escrito qué cambios están permitidos y bajo qué circunstancias (por ejemplo deben estar ambas partes de acuerdo y presentes ante escribano).
7.La comunicación entre las partes se pueden llevar a cabo de forma directa o a través de terceros (abogados, escribanos, contadores, etc). Los avisos o notificaciones que las partes deban realizar pueden hacerse por diferentes medios (correo electrónico, teléfono, carta).
8.Las partes aceptan y reconocen el contrato de prestamo y todas sus cláusulas. Son conscientes de los alcances y se comprometen a cumplir con todo lo expresado en él. El incumplimiento de una o más cláusulas puede traer como resultado la anulación del contrato y llevar a las acciones legales pertinentes.

Si tienes dudas sobre el contrato de prestamo no dudes en consultar con nuestro sector de atención al cliente.

Comentarios

No se encontraron comentarios.