Credito bancario: ¿qué es?

Anonimo / hace un año / 0 Comentarios

Se conoce como “crédito” a aquella operación financiera donde una entidad o persona concede a otra cierta cantidad de dinero. Este último debe comprometerse a devolver todo lo recibido además de un interés por el uso de ese bien. En el caso del credito bancario se otorga, como su nombre lo indica, por una empresa crediticia (mayormente bancos) mediante un contrato por el cual nace la “deuda”.

Se suele confundir los términos de crédito y préstamo y por ello comenzaremos con esa diferenciación. En el crédito el cliente tiene dinero a disposición y paga los intereses por lo que utiliza. En el préstamo el cliente recibe toda la plata y paga intereses por su totalidad, independientemente de cuánto gaste realmente.

El origen del efectivo usado para un credito bancario está en los depósitos y operaciones que realizan los demás clientes en esa entidad (que además les da un interés por “prestar” su plata a otros, aunque no lo sepa). En esa diferencia entre las tasas pagadas por los depósitos y las cobradas por los créditos que se encuentra el negocio de los bancos. Además obtienen ingresos por la financiación con tarjetas de crédito, por los mantenimientos de cuenta, etc.

Los bancos representan un espacio fundamental para la toma de decisiones financieras en todos los países. Su funcionamiento se ha ido complejizando con el paso del tiempo. Hoy en día el otorgamiento de un credito bancario es un “voto de confianza” por parte del sistema a un individuo o empresa.

Por este motivo en algunas entidades es más difícil que en otras conseguir un préstamo o crédito. Básicamente porque el banco quiere asegurarse de que el cliente pagará la deuda que ha contraído con él. En el caso de las personas físicas hay dos tipos principales de créditos: los hipotecarios (a largo plazo, para comprar una casa) y los personales (a corto y mediano plazo, para adquirir bienes o productos). También podemos encontrar los créditos prendarios (para comprar un auto) o los microcréditos (para costear un problema puntual).

Crédito bancario para empresas

Otro de los clientes de los bancos son las compañías pequeñas, medianas y grandes. En este caso los créditos ofrecidos tienen otros alcances y sumas mayores. Esto se debe a que se usan para capitalizar una organización, para contratar empleados, para montar un negocio, para comprar mercadería, para pagar a proveedores, para desarrollar un producto nuevo, etc.

Tanto en el crédito personal como en el empresarial el solicitante debe demostrar la solvencia suficiente a través de garantías, recibos de sueldo, extractos bancarios, resúmenes de tarjetas de crédito, estado patrimonial, etc. En el caso de las compañías muchas veces recibir ese efectivo les ayuda a crecer y volverse más atractivas para los inversores o accionistas.

El credito bancario es una de las tantas variables que impactan en la economía de los países. Generalmente el Banco Central y los bancos estatales marcan las tasas de interés a las cuales se tienen que adaptar los bancos y entidades privadas.

Cuando hay una gran restricción de acceso al crédito y la tasa de interés es elevada traerá como consecuencia desempleo y menos crecimiento en las empresas. Pero por otro lado el acceso ilimitado al crédito tiene sus riesgos debido a que si todos pueden conseguir dinero prestado el mercado o bien se satura o bien bajan los precios de los inmuebles y productos, provocando un descenso en el pago de las cuotas y un aumento en los juicios por incumplimiento.

Si no otorgaron un credito bancario podés usar nuestra calculadora para simular cuánto te podemos prestar y bajo qué condiciones.

Comentarios

No se encontraron comentarios.