Credito mercantil: Qué saber

Anonimo / hace 9 meses / 0 Comentarios

En nuestra plataforma tenemos diferentes tipos de préstamos. Aunque la mayoría de nuestros clientes son personas físicas (no tienen una empresa) también es bueno conocer otras maneras de financiación. Nunca se sabe en qué momento podemos abrir un negocio o idear un emprendimiento. Para ello existe el llamado “credito mercantil”.

Básicamente un credito mercantil es un término muy usado en el sector de las finanzas y los bancos y se trata de un préstamo para empresas. Cuando hay excedente de productividad en un negocio en relación a sus pares una compañía puede acceder más rápido a este tipo de crédito.

La evaluación para ser aprobada la solicitud está fundamentada en cómo ese dinero repercutirá favorablemente en el sector o industria. Es decir que por ejemplo si un negocio ha superado su objetivo anual de ventas y pide un credito mercantil seguramente lo hará para abrir una segunda sucursal, para hacer una gran compra de mercadería o para modernizar sus equipos y herramientas.

Todo lo referido a lo mercantil es relativo a ciertas operaciones del mercado, propias de cada actividad comercial. En el caso del crédito quiere decir “saldo acreedor” no registrado en el balance tradicional porque toma los bienes tangibles. Cuando hay exceso de rentabilidad en una empresa esta tiene muchos más beneficios que si al cerrar el balance anual se advierte un “déficit” (más gastos que ingresos).

Los créditos mercantiles son bienes intangibles que sin dudas otorgan una posición privilegiada, donde no se computan los saldos contables y que permiten tener un mayor control económico sobre la compañía.

El valor de venta de una firma con crédito mercantil siempre es superior. Es decir que la cotización de sus acciones serán mayores que si se trata de una empresa cuyo saldo ha sido negativo o neutral.

Crédito mercantil: dinero para las empresas

Por otra parte tenemos que hablar de las compañías, negocios y emprendimientos pequeños que están comenzando en Argentina. En los primeros (hasta los dos años aproximadamente) no cuentan con dinero disponible para sacar ganancias.

Al principio todo lo que entra se reinvierte o se usa para pagar compras a crédito. Por eso muchos de nuestros clientes son personas que abrieron un negocio y ahora están empezando a sacar algo de ganancia.

Si por ejemplo tenés pensado un emprendimiento o te ofrecieron una oportunidad de negocio muy interesante donde por supuesto tenés que invertir (desde ventas por catálogo a ser representante de algún producto) podés pedir uno de nuestros préstamos.

Si bien todavía no estás en condiciones para solicitar un credito mercantil, no desesperes, ya va a llegar ese momento. Mientras tanto tenés que hacer crecer tu negocio de forma tal que no sean todas pérdidas o reinversiones… cada semana o mes podés llevarte más plata a casa si sos inteligente con tus recursos.

Por eso te recomendamos que hagas la prueba en nuestra calculadora de préstamos. Hacé cuentas y decidí cuanto te haría falta para saldar ciertas deudas o compromisos relacionados a la apertura de tu negocio o emprendimiento. Tratá de ser lo más realista posible. Mentirte a vos mismo pidiendo más de lo que poder pagar es un error muy frecuente y que te lleva a incurrir en nuevas deudas.

Pedí sólo lo necesario (y si querés un 10% más para un imprevisto). Lo podés devolver en un mes con la tasa más conveniente del mercado. Hace poco que los créditos online llegaron a Argentina y aunque en el país todavía somos un poco desconfiados con las plataformas que nos piden ciertos datos personales, podés quedarte tranquilo de que trabajamos con un software seguro y confidencial.

Comentarios

No se encontraron comentarios.