¿Qué es la investigación de un crédito?

Anonimo / hace 7 meses / 0 Comentarios

Para pedir un crédito los bancos se basan en una serie de datos que les indican si el solicitante es viable o no. Cuando un cliente solicita un préstamo el ejecutivo de cuentas debe hacer un análisis de toda la información recolectada y tomar una decisión subjetiva.

La investigación de un crédito básicamente es el análisis de todos los datos recibidos por el cliente sumados a los que el banco puede conseguir por otros medios (por ejemplo el historial crediticio o veraz). Con este estudio el banco predice una conducta a futuro.

Dicha predicción está relacionada a la conducta previa del cliente, es decir, si en situaciones anteriores pagó a término o incurrió en deudas con esa u otra entidad. Según el tipo de crédito o el importe pedido se puede predecir algo totalmente diferente.

Pero siempre es una estimación ya que no se puede saber a ciencia cierta lo que pasará mañana, la semana que viene o el próximo año. La investigación es el pilar fundamental en las entidades bancarias y suele llevar algún tiempo. No sólo se recopila información sino que después se analiza y se compara.

Para el investigador de créditos (el ejecutivo de cuentas o el gerente del banco) son fundamentales las referencias, las garantías y los comprobantes que el cliente pueda aportar. Las entidades bancarias se basan en un historial hecho por profesionales basándose en la conducta de los usuarios. Pero por supuesto sólo se trata de estadísticas, datos y números sin sentimientos. No valen las excusas, a ellos no les importa por qué no pudiste pagar la cuota 15 del préstamo o por qué pagaste el mínimo de la tarjeta el mes pasado.

Cuando somos investigados no se tienen en cuenta los problemas personales, las reducciones de horas de trabajo, los cambios de gobierno o el aumento de los precios de la canasta básica. Sólo se ve que en tal fecha no se pagó una cuota. Y punto.

Las C de la investigación de crédito

Es muy importante saber todo esto no para convertirnos en banqueros ni en expertos en finanzas sino para que la próxima vez que pidamos un crédito sepamos a qué nos atenemos o por qué no es aprobado. La regla de las 6 C sirve para evaluar el riesgo crediticio y está compuesto por estas palabras:

Carácter: son las cualidades del solicitante, si es honesto a la hora de pagar o no. Igualmente no se le pregunta al cliente si va a pagar sino que se predice según su historial crediticio. No es una cuestión de confianza sino de variables.

Capacidad: la posibilidad y facilidad para pagar un crédito. La prueba más importante en este caso es el recibo de sueldo aunque también se pueden usar facturas de cobros de servicios por ejemplo.

Capital: los ingresos que recibe por recibo de sueldo o emprendimiento. Se demuestran a través de recibos, facturas o cualquier otro medio.

Condiciones: se refiere a los aspectos sobre los cuales las personas no tienen control y que pueden reducir la capacidad de pagar el préstamo.

Colateral: son los recursos financieros y de gestión que sirven para pagar las deudas.

Cobertura: se trata del seguro que tiene el banco para compensar las pérdidas en caso de incumplimiento.

La buena noticia es que los préstamos online no tienen reglas tan estrictas y no es necesario presentar decenas de papeles. Las decisiones se toman en el acto (no más de 10 minutos) y el efectivo se acredita al instante en la cuenta bancaria del solicitante. Es muy fácil, rápido y acorde a nuestras necesidades.

Comentarios

No se encontraron comentarios.