Dinero prestado por internet: ¿es confiable?

Anonimo / hace un año / 0 Comentarios

Cada vez son más los argentinos que utilizan internet para realizar diferentes operaciones con su tarjeta de crédito o en efectivo. Por eso desde hace poco tiempo aterrizaron en nuestro país las empresas que otorgan préstamos online.

Sin embargo todavía hay varios reticentes a la idea de recibir dinero prestado de forma “online”. Somos del “cara a cara” y eso por el momento no cambia por completo. El problema reside en el hecho de que los bancos cada vez otorgan menos créditos personales (ni que hablar de los hipotecarios) entonces tenemos que salir a buscar financiación por otro lado.

Ya sea para una situación crítica como para “darnos ese gusto” el dinero prestado puede ser la solución. Como no sabemos nada sobre el futuro en nuestro país tampoco podemos comprometernos a un préstamo en el largo plazo (en el caso de que se nos apruebe).

Tal vez se te rompió el coche, querés adelantar cuotas de la tarjeta de crédito, necesitás hacerle la ortodoncia a tu hijo o comprar los libros escolares de tu hija. Quizás llegó la boleta de las expensas con un gasto extraordinario, tuviste que cambiar los caños del baño o querés aprovechar un pago contado para las próximas vacaciones.

El destino de la plata no importa demasiado. En cualquier caso pedir dinero prestado a una entidad de estas características es mejor que hacerlo en el banco o incluso que pedirle a un familiar o amigo. Las agencias crediticias online te ofrecen efectivo de forma rápida y segura para que puedas solventar un imprevisto o pagar algo de último momento.

Las cantidades otorgadas son bajas y el tiempo de devolución es corto porque la idea es poder ayudarte en una situación puntual. Así podés seguir disfrutando de tu vida sin problemas. Aunque se trate de una metodología bastante nueva en Argentina, en otros países como España o México ya hace tiempo que estas empresas son un éxito.

Por ejemplo los españoles confían más en ellas que en los bancos y el 70% de los solicitantes de créditos en 2016 lo hicieron a través de una plataforma online. Con las crisis europeas las entidades bancarias están cerrando la canilla (como se dice habitualmente) a todos los que piden créditos, incluso si son clientes desde hace años.

Las páginas web para pedir dinero prestado tienen muchas ventajas. Por ejemplo que podemos completar la solicitud sin que se nos pida el recibo de sueldo, el seguro de desempleo, el pago del monotributo o ningún otro documento que demuestre ingresos mensuales. Incluso los que están en el veraz tampoco tienen problemas en pedirlo.

Los préstamos online son muy rápidos y fáciles porque el objetivo no es que perdás horas y horas en un banco completando papeles y presentado documentación sino que en cuestión de minutos tengás la plata depositada en tu cuenta. Porque ante un imprevisto no hay tiempo que perder.

Por eso el éxito de este tipo de financiación. ¿Qué más queremos que como máximo a la media hora de solicitar un crédito nos llegue un mensaje avisando que nos lo aprobaron? ¡Sería la gloria! Pero no es ficción, sino la pura realidad.

Necesitar efectivo urgente se convirtió en una necesidad en los tiempos actuales donde nada puede esperar y donde aquellos que tienen la plata en el momento consiguen mejores beneficios. No importa para qué necesitás los pesos, no te vamos a preguntar el fin del préstamo. Si considerás que en el lapso indicado lo podés devolver y que te va a ayudar en una situación particular entonces no dudés más y completá el formulario de solicitud.

Comentarios

No se encontraron comentarios.