Que es un prestamo hipotecario

Anonimo / hace 10 meses / 0 Comentarios

Mucho se está hablando últimamente de los créditos hipotecarios. Pero no se sabe demasiado sobre ellos. Si te estás preguntando que es un prestamo para comprar una casa no dudes en leer el siguiente artículo donde lo explicamos lo más detallado posible.

Para empezar un crédito hipotecario es un producto bancario que permite disponer de cierta cantidad de efectivo para comprar, construir o refaccionar una vivienda o cualquier bien inmueble (por ejemplo un negocio).

Las entidades que otorgan créditos de cualquier tipo exigen una garantía por parte del solicitante. En este caso el titular del préstamo debe poner como aval el propio inmueble, el cual queda “hipotecado” hasta que se termine de pagar por completo.

Si el cliente no paga a término o pasan varios meses sin que abone la cuota el banco se queda con la vivienda en cuestión. Además el banco pide una garantía personal que demuestre que se pueden pagar las cuotas (por ejemplo con el recibo de sueldo).

Además de saber que es un prestamo es importante conocer algunas características propias de este tipo de crédito. Uno de los temas que más desinformación hay es el de la garantía real del bien hipotecado. Esta dota de mayor seguridad a toda la operación y supone un riesgo inferior para la entidad bancaria o financiera.

Ya que los montos son elevados para poder comprar una casa o departamento en Argentina, los plazos en cuanto a devolución son mucho más largos que cualquier otro crédito (entre 20 y 30 años). Por otra parte el tipo y tasa de interés es más conveniente que si por ejemplo se saca un préstamo personal o un crédito para consumo.

A modo de resumen las dos características propias del crédito hipotecario son: plazo mayor e interés menor.

Por otra parte aquellos interesados que desean saber que es un prestamo hipotecario deben tener en cuenta que el crédito va asociado con una cuenta corriente o caja de ahorro a nombre del o los prestatarios. Esto quiere decir que es condición imprescindible tener una cuenta abierta en el banco donde se solicita el crédito. Igualmente eso no es problema ya que se puede abrir en cuestión de minutos y ser habilitada en uno o dos días.

En esa cuenta el cliente debe tener el efectivo suficiente para que mes a mes el banco automáticamente debite los pagos. Suele haber un único vencimiento aunque si no hay dinero o no alcanza se pueden hacer pagos parciales o en otras fechas.

No hay dudas de que un crédito hipotecario es la operación financiera más importante que puede hacer una familia o un individuo debido a la larga duración y al importe económico de un inmueble hoy en día en nuestro país.

Seguro habrás escuchado o leído sobre el término UVA en cuanto a créditos hipotecarios. Se trata de una de las modalidades en cuanto a intereses se refiere. Los demás y más habituales en entidades financieras a nivel internacional son:

1.Interés fijo

Tanto el interés como el valor de la cuota permanecen fijas durante todo el tiempo que se mantenga el préstamo. No es una opción muy común en Argentina debido a la inflación. Lo bueno es que de antemano se conoce el monto de todas las cuotas y que no hay que preocuparse por subidas o bajadas de precios. Lo malo es que al momento de la contratación el interés es superior que en el tipo variable además el plazo máximo suele ser de 20 años.

2.Interés variable

Es el más habitual en nuestro país y se va ajustando de forma anual, semestral o incluso trimestral según las condiciones del mercado en ese momento. Se tiene en cuenta el índice de inflación. La principal ventaja es que al momento de la aprobación el interés es menor y luego aumenta en relación (mayormente) con los incrementos de sueldo. Esto también puede ser negativo en nuestro país debido a que el interés no suele descender.

3.Interés mixto

Se cobra un interés fijo al inicio (es decir entre los 3 y 5 primeros años) y luego se pasa a un interés variable basándose en la inflación oficial.

Ahora que ya sabés que es un prestamo hipotecario y cuáles son sus principales características el siguiente paso es acercarte a una sucursal de un banco (mejor si sos cliente) y consultar sobre sus productos.

Si no podés acceder a un crédito para una vivienda pero necesitás plata para pagar cuentas o costear algún imprevisto no dudés en ingresar a nuestra calculadora de préstamos en el acto.

Comentarios

No se encontraron comentarios.