¿Son una buena opción los prestamistas privados?

Anonimo / hace 4 meses / 0 Comentarios

Cuando alguien no puede conseguir financiación a través de las vías tradicionales (bancos), no tiene plata ahorrada y no puede pedirle prestado a ningún familiar o conocido los prestamistas privados son una alternativa cada vez más elegida en nuestro país.

En este post te vamos a contar sobre los préstamos de capital privado, ¿qué son?, ¿cuándo debemos recurrir a ellos? ¿cuáles son sus ventajas?, ¿existen alternativas según la necesidad de efectivo? Todo eso y más a continuación.

¿Qué son los prestamistas privados?

Como primera medida tenemos que responder a la pregunta sobre las características de los prestamistas privados. El hecho de conceder un crédito no es algo que atañe únicamente a los bancos o a una entidad financiera “física”. Cualquier persona o empresa puede concederlos siempre y cuando reúna ciertos requisitos (que varían según el país). Es importante saber que los prestamistas trabajan de forma similar a los bancos pero suelen ser más laxos en cuanto a requisitos.

¿A quiénes están dirigidos los productos de los prestamistas privados?

En segundo término es fundamental saber que cualquier persona puede solicitar un crédito a un prestamista. Sin embargo es más habitual en aquellos que se les ha negado la petición en un banco, que está en el veraz, que no tiene un trabajo en blanco, que es monotributista, etc. Es decir, los argentinos o extranjeros que residan en nuestro país y que estén por fuera del sistema bancario tradicional.

En algunos casos los prestamistas privados requieren información antes de aprobar una solicitud como por ejemplo en qué se gastará la plata o para qué se necesita. Esto no quiere decir que hay motivos más válidos que otros sino que simplemente es una forma de conocer al cliente y brindarle un servicio más personalizado. No hay condiciones preestablecidas al respecto y las condiciones pueden acordarse a través de un contrato bilateral (de dos partes).

Un prestamista privado puede pedir una garantía (por ejemplo una propiedad o el recibo de sueldo) por ello es fundamental no tomarse a la ligera el hecho de solicitar préstamos. Siempre el límite en cuanto a monto o cualquier otro aspecto lo debe poner el cliente. Para evitar cualquier problema en el largo plazo y que la deuda sea cada vez mayor conviene pedir no más de un 20% por encima del presupuesto o de lo que se supone que se necesita.

Básicamente los prestamistas privados tienen productos y servicios interesantes para quienes pueden pagarlos. Los intereses quizás sean más altos que en un banco pero por otro lado es más fácil conseguirlos (y se dice que todo tiene un precio en esta vida, ¿verdad?).

Algo que no podemos dejar de lado es que las garantías en los préstamos por internet son mucho más fáciles de aprobar que en un banco. Muchas personas que tienen cerradas todas las vías tradicionales en vez de bajar los brazos recurrieron a los prestamistas privados y en la actualidad pudieron saldar sus deudas o costear un problema económico importante.

La falta de liquidez es algo habitual en Argentina. Vivimos el día a día porque nuestros hábitos o nuestros ingresos no van de la mano con los precios de ciertos productos o servicios. Cuando queremos ahorrar algo del sueldo aparece un nuevo aumento o algo en que tenemos que gastar lo poco que sobra.

Por eso es que los préstamos por internet no son un milagro ni una solución mágica, simplemente se trata de una ayuda en un momento puntual de nuestra vida (o de nuestro mes). Los montos no son altos y el plazo de devolución es corto porque la idea es que nos sirvan para algo específico: se te rompió el auto, tenés que arreglar la moto, vas a cambiar los mueble de la cocina, tuviste que pintar el techo porque te pasó humedad, tuviste un accidente en la calle, tenés que pagar la matrícula del colegio de los chicos, conseguiste un descuento por pagar en contado el salón para la fiesta de casamiento o los 15 de tu hija, estás muy endeudado con la tarjeta porque siempre pagás el mínimo... son todos eventos en los cuales necesitás la plata lo antes posible.

No dudes en entrar en nuestro sitio y probar la calculadora de préstamos. Después comparás las opciones de los prestamistas privados y elegís el que más te conviene. ¡Así de fácil!

Comentarios

No se encontraron comentarios.