¿Cómo conseguir un prestamo hipotecario?

Anonimo / hace 7 meses / 0 Comentarios

Si bien un prestamo hipotecario no es el indicado para cualquier situación y los trámites tardan varias semanas en evaluarse, puede ser de gran ayuda para aquellos que desean comprarse una casa o un departamento.

La compra de un inmueble a través de un prestamo hipotecario hasta ahora es de las únicas posibilidades que tenemos los argentinos. Sin embargo no es tan fácil de conseguir ni de calificar para el “producto estrella” de los bancos del país (tanto privados como públicos).

Son muchos los inconvenientes que conlleva este tipo de solicitud en una entidad bancaria. Si bien la etapa de precalificación es más rápida (aproximadamente dos semanas) el otorgamiento puede llevar meses. Según los bancos en 90 días se tiene el dinero a disposición pero eso no es siempre así.

El problema actual (o al menos uno de ellos) es que la demora de los bancos se debe a las tareas administrativas. Una compra-venta de una propiedad es una operación compleja. Es preciso tener toda la documentación para confirmar que sea apta para crédito (que se pueda hipotecar).

Tips para pedir un prestamo hipotecario

Antes de solicitar un prestamo hipotecario en cualquier banco (siempre es mejor en el que se es cliente) te conviene seguir estos pasos:

1.Entrá al simulador del banco: en esa especie de calculadora online se establecen el monto requerido y el plazo. El resultado es el valor de la cuota que se pagará y qué requisitos de sueldo debemos cumplir. Según los ingresos mensuales que tengamos es el monto que se nos aprobará.

2.Verificá que cumplís los requisitos: Si tenés entre 21 y 55 años podés aplicar para un prestamo hipotecario típico. Te van a pedir los últimos tres recibos de sueldo o los comprobantes de pago del monotributo, los tres últimos resúmenes de todas tus tarjetas de crédito (tenés que ser titular) y un recibo de un servicio a tu nombre pago (por ejemplo la luz o el gas). Si no podés presentar todo eso no conviene que te presentes a la precalificación. Después tenés que esperar dos semanas para que te avisen que todo está correcto y continuar con el trámite.

3.Ahorrá para el 25% de la propiedad: Los bancos no te otorgan más del 75% del valor del inmueble que querés comprar. Por ejemplo si la entidad presta un millón de pesos vos tenés que contar con 250 mil al momento de la compra.

4.Tené en cuenta los gastos adicionales: Cada entidad tiene gastos de gestión del crédito y de escribanía que pueden llegar a sumar el 5% del valor total de la propiedad.

5.Precalificá en varios bancos: Si tenés la cuenta sueldo en un banco, una tarjeta de crédito en otro y una caja de ahorro en un tercero te conviene “apostar” en todas las direcciones posibles. De esta manera si una entidad rechaza la solicitud todavía tenés dos más (o las que sean) para seguir “en juego”.

6.Estimá el tiempo hasta la compra: Obtener la precalificación del prestamo hipotecario y luego que la operación se complete puede demorar meses. Tenelo en cuenta si alquilás o si tenés que mudarte a otro lado.

7.Buscá inmuebles “apto crédito”: En las inmobiliarias vas a encontrar muchas opciones pero no todas son aceptadas por los bancos. Para que sean tenidas en cuenta se pide la escritura, los planos de subdivisión, los impuestos al día, los planos aprobados, la nomenclatura catastral, etc.

Un prestamo hipotecario es lo que se podría decir “palabras mayores” en el sector bancario. De a poco los bancos en nuestro país están ofreciéndolos a tasas convenientes pero todavía nos queda un largo camino por recorrer.

Comentarios

No se encontraron comentarios.