Prestamos a pensionados

Prestamos a pensionados en Argentina

Anonimo / hace un año / 0 Comentarios

Cuando se necesita efectivo urgente y se buscan las opciones tradicionales del banco, nos damos cuenta de que los prestamos a pensionados y jubilados en nuestro país son muy pocos. Las entidades no quieren arriesgarse a prestarle dinero a alguien de tan avanzada edad. Aunque suene cruel es la verdad.

La buena noticia es que a través de la Anses muchas personas que reciben una pensión o una jubilación pueden acceder a un beneficio hasta hace poco impensado.

No importa la etapa de la vida en que nos encontremos, siempre podemos necesitar un poco de efectivo adicional para hacer una inversión, un arreglo en casa, un gasto médico inesperado, un viaje o un imprevisto.

Anses hasta el momento sólo ofrecía prestamos a jubilados, es decir beneficiarios del sistema previsional nacional. Pero desde hace poco amplió el beneficio hacia otros sectores, lo que implica que 3,5 millones de familias tienen la posibilidad de recibir un crédito y salir de deudas mayores o solucionar algún problema puntual.

Además de los jubilados ahora se incluyen a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), de las pensiones no contributivas y de las pensiones para adultos mayores. Sin dudas es un gran avance sobre todo para sectores de la sociedad que hasta el momento quedaban relegados o fuera del sistema financiero.

Gracias a los prestamos a pensionados, más argentinos pueden beneficiarse porque además los requisitos son bajos. Una característica importante es que el requerimiento de aportes ya no es excluyente.

Para poder acceder a esta línea de crédito se debe solicitar un turno por teléfono (el número es el 30) o por internet. En este segundo caso es necesario ingresar el número de la tarjeta Argenta. Quizás para algunos jubilados y pensionados es más fácil hacerlo telefónicamente a menos que algún familiar, vecino o amigo pueda ayudarle a usar la computadora.

Una vez que se obtiene el turno el solicitante tiene que presentarse en la oficina de la Anses indicada (casi siempre es la más cercana al domicilio o donde tengan disponibilidad más rápido) con el DNI. Primero se validan los datos y luego se firma la solicitud del crédito.

El trámite es muy ágil porque si todo está correcto y el formulario se aprueba, en menos de 4 días hábiles se depositan los fondos en la cuenta que el beneficiario utiliza para cobrar la jubilación, pensión o asignación.

Además de la entrevista personal no es necesario presentarse en las oficinas de la Anses. Por eso es tan fácil y rápido.

Ya que el objetivo de los préstamos es integrar cada vez a más argentinos al sistema financiero y dar un envión al consumo nacional, el gobierno decidió implementar los prestamos a pensionados y jubilados antes de las elecciones de 2017 a través de un decreto (de otra forma debía esperar a que el Poder Legislativo lo apruebe antes de que terminase el año).

Gracias a los créditos de la Anses muchas personas evitan acudir a prestamistas ilegales o fuera del sistema que cobran intereses usureros y las penalizaciones por incumplimiento de pago son altas.

Con este plan estatal se potencia también el consumo interno y se le da empleo por ejemplo a albañiles, contratistas o instaladores. Mucha gente usa el préstamo para arreglar algún problema de la casa o el auto así como también para mejorar sus condiciones de vida.

La financiación de los prestamos a pensionados se realiza por medio del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, administrado por la Anses. Para llevar a cabo este programa se destinó el 5% de los fondos del organismo (por un valor de $50.000 millones). Con el descuento automático de las cuotas el retorno del monto es casi total.

El beneficiario de la pensión o jubilación se puede beneficiar con un crédito de hasta $30.000 con una tasa de interés del 24% anual. El plazo máximo para pagarlo es 3 años (36 cuotas) y la cuota mensual es de $1200.

Este préstamo es libre de destino, es decir que se puede usar para cualquier fin, y no posee comisiones de apertura ni de cancelación. Sólo tenés que pedir turno en la página de Anses o llamar por teléfono al 30.

Comentarios

No se encontraron comentarios.